RECIBE EN TU MAIL

Deja tu email y te avisamos de las nuevas publicaciones

Empresa y deporte: 5 factores para mantener la ilusión como clave del éxito

por | Jun 10, 2021 | Estrategia de marketing | 0 Comentarios

La empresa y el deporte son dos grandes ámbitos de referencia en el mundo actual. La capacidad de adaptación que vienen demostrando en las últimas décadas ante los retos más variados se debe, fundamentalmente, a una concepción innovadora del liderazgo que tienen empresarios, deportistas, entrenadores y gestores; por liderazgo se entiende la habilidad para motivar a las personas e implicarlas hasta que den lo mejor de sí mismas y de su talento en la consecución de una meta.

En el blog de ARAS no solo pretendemos hacer marketing de contenidos o hablar de cuestiones relacionadas con nuestro sector. Tampoco necesariamente sobre los ámbitos educativo y religioso, que son nuestra especialidad. Sino que también queremos mostrar nuestra visión de cómo somos, cómo pensamos y cómo actuamos como agencia, como empresa y como trabajadores.

Por eso hoy venimos a hablaros de las similitudes que, desde nuestro punto de vista, existen entre el mundo empresarial y el de los deportes. Una analogía que siempre nos ha parecido evidente y de la que se puede aprender mucho. Claves fundamentales de la competición deportiva que se pueden aplicar a los negocios y viceversa.

Estrategia, equipo, emociones, empeño y equilibrio: cinco claves fundamentales de la competición deportiva que se pueden aplicar a los negocios. Clic para tuitear

Lo que la sociedad demanda

Nuestra sociedad demanda visión, tenacidad y esfuerzo, convicciones y sentido de la responsabilidad, así como fuerza de voluntad para influir sobre los acontecimientos, y no solo dejarse arrastrar por ellos.

El deporte y la empresa son muy parecidos entre sí. Según Juan Carlos Cubeiro y Leonor Gallardo, autores del libro ‘Liderazgo, empresa y deporte’, ello se debe a la combinación de cualidades técnicas, físicas y mentales, a una determinada actitud y a un elevado nivel de compromiso.

Si en un post anterior hablábamos de las 5 etapas en las que puede estar una empresa en función de la importancia que le dé al marketing, ahora destacamos 5 palabras con empiezan por “E” y que resultan factores imprescindibles, tanto en la empresa como en el deporte (más una “E” adicional que no puede faltar nunca y que descubriremos al final de esta entrada):

  1. Estrategia: bien diseñada y ejecutada con eficacia, que plasme un sueño, un objetivo o una sana ambición.
  2. Equipo: que comparta la visión y los valores colectivos, y que mejore continuamente desde la visión compartida.
  3. Emociones: adecuadamente canalizadas para aspirar al éxito y superar los fracasos sin perder la ilusión.
  4. Empeño: tenacidad, perseverancia y capacidad de sacrificio para alcanzar una meta.
  5. Equilibrio entre el posicionamiento, la disciplina, el enfoque y la agilidad.

1. Estrategia: diferentes maneras de llegar al objetivo

La importancia de contar con una meta, un objetivo, con un horizonte deseado o un sueño es común tanto en el deporte como en la empresa. Si no sabemos a dónde vamos, cualquier cosa vale. Si, por el contrario, somos conscientes de lo que queremos conseguir, no nos conformaremos con menos.

Otra cosa es qué estrategia seguir. En el ámbito del deporte, el objetivo suele ser la victoria, y en el mundo empresarial, digamos que la rentabilidad. Sin embargo, los caminos para llegar a esas metas van a ser diferentes según las características personales de los trabajadores o deportistas, los recursos disponibles (tiempo, dinero, información…), el momento en que se encuentre el rival o el mercado, etc.

Un objetivo, diferentes estrategias. El deportista quiere ganar y la empresa ser rentable; pero el modo de lograrlo varía en función de los propios recursos y de condicionantes externos. Clic para tuitear

Ronnie O’Sullivan es un virtuoso del snooker (una modalidad de billar), ganador de 37 títulos de ranking, la mejor marca de la historia. Es un atacante puro, capaz de terminar una mesa en 5 minutos, metiendo todas las bolas del tirón sin dejar turno a su oponente.

Su gran rival en la actualidad es Mark Selby, cuyo estilo de juego es completamente distinto: Selby no destaca por su juego ofensivo, así que basa su estrategia no en meter todas las bolas posibles en el mínimo de golpes, sino en dejar la peor situación posible al otro jugador, que puede terminar mentalmente agotado; Selby tiene 20 títulos de ranking, incluido el campeonato mundial 2021.

Hablando del mundo de la empresa, un ejemplo claro de marca referente en adaptar su estrategia para alcanzar su objetivo es McDonald’s, líder mundial en comida rápida. Fundada en 1937 por los hermanos Rick y Maurice McDonald, tras varios años sirviendo zumos de naranja, perritos y otro tipo de alimentos, se dieron cuenta de que el 80% de su facturación provenía de las hamburguesas. Así que reorientaron el negocio centrándolo en sus famosos bocadillos de carne, e incluso copiaron el modelo de producción de las cadenas de montaje de automóviles para que la elaboración fuera más rápida y eficaz.

De una estrategia de “vender de todo”, pasaron a otra estrategia de prescindir de determinados artículos para focalizarse en el producto estrella, optimizando los procesos para responder de la mejor manera posible a la demanda de sus clientes. El resultado: un rápido aumento de las ventas.

2. Equipo: aportar lo propio a una misión compartida

Toda actividad deportiva se fundamenta en el trabajo en equipo. Tanto en los deportes colectivos como en los individuales, la capacidad para funcionar en grupo es una cualidad esencial: la seguridad en uno mismo, el autocontrol, la iniciativa, el espíritu de superación, la capacidad de mejora individual… se ponen al servicio del equipo.

Un magnífico ejemplo lo vimos en la Selección Española de Baloncesto campeona del mundo (2006) y subcampeona de Europa (2007), con Pepu Hernández como entrenador. Según su filosofía, el mejor equipo no es necesariamente el que cuenta con los más cualificados; sus integrantes también tienen que demostrar que saben trabajar en equipo. A Pepu le gustaba que las estrellas (jugadores de la talla de Pau y Marc Gasol o José Manuel Calderón) trabajaran como “obreros” (los menos conocidos, como Carlos Cabezas o Berni Rodríguez), y los “obreros” tuvieran la mentalidad de estrellas, sin distinción entre unos y otros. A todos les pedía “ser valientes y ambiciosos, aunque sabiendo manejar su ambición, y sobre todo tener una premisa básica: querer ganar por encima de cualquier otra cosa”.

Otro ejemplo lo tenemos en el motociclismo. Puede parecer un deporte individual porque las carreras son individuales y las victorias se atribuyen al piloto, pero realmente no es así. “En el mundo de las motos no ganas tú. Ganas con un equipo, un tipo de gente que pone la misma ilusión y ganas que tienes tú. A veces he levantado a mis mecánicos a las cuatro y las cinco de la mañana para que me abrieran un motor y, por ejemplo, me pusiesen otra relación de cambio. Y no decían que no, porque tenían el mismo entusiasmo que yo”, decía Ángel Nieto, 12+1 veces campeón del mundo de motociclismo.

Trabajo en equipo: Independientemente del cargo que cada uno ocupe, todos los individuos de una organización pueden aportar algo valioso al conjunto. Clic para tuitear

De la misma manera, toda actividad empresarial debe fundamentarse en el trabajo en equipo, puesto que la mayor parte del tiempo que pasamos desempeñando nuestras labores lo hacemos junto a otras personas. Independientemente del cargo que cada uno ocupe, de su trayectoria, sus experiencias o su motivación, todos los individuos aportan algo valioso al conjunto cuando hay una visión clara y compartida. Haciendo la guerra cada uno por su lado no se logra el objetivo.

3. Emociones: gestión de la persona, no del trabajador

Muchos de los mejores líderes pasaron primero por los mismos o similares asientos de las personas a las que entrenan o dirigen. Saben cómo y cuándo deben guiar a alguien con firmeza, argumentando y motivando a partes iguales para alcanzar una meta, porque antes ya pasaron por eso. Es lo que se ve en este vídeo.

Durante un descanso de un reciente partido de Worl Padel Tour, Delfi Brea y Tamara Icardo reciben instrucciones de su entrenador, Gaby Reca. Se da la circunstancia de que Reca fue jugador profesional de pádel en 1990 y de que su primera pareja deportiva fue Nito Brea, el padre de Delfi.

Aunque van ganando, sus rivales están teniendo una buena racha y por un momento parece que pueden remontar. Él conoce perfectamente el sentimiento de inseguridad que Delfi y Tamara están experimentando, y decide corregirlas desde la empatía: “Ahora vamos a ganarlo. Delfi, no te vayas [mentalmente], por Dios, te lo pido. Tenemos el partido a nuestro favor. Ahora es cuando lo necesito; no luego, que cuando vayamos perdiendo saquemos la heroicidad”.

Delfi y Tamara ganaron ese partido y el torneo, y Delfi conquistó su primer MVP (título de Jugadora Más Valiosa).

Es algo muy diferente a lo que ocurrió en 2019 con la tenista Sara Sorribes y su entrenador Germán Puentes. Durante los octavos de final del WTA de Bogotá, con el partido en contra, Sara pidió una charla con su instructor. Las duras palabras de este dieron la vuelta al mundo, porque, lejos de motivarla, la abronca, la humilla y la culpa del resultado: “¿Para qué me llamas? ¿Quieres que juegue yo? ¿Me pongo la faldita y juego yo? ¿Llamamos a tu papá y que venga a jugar también?”.

Sara ganó aquel partido y defendió a Puentes. Pero menos de un año después le sustituyó, y con su nueva preparadora consiguió su primer título WTA individual en Guadalajara (México).

En una empresa, es importante que se propicien escenarios que hagan a los trabajadores sentirse bien y tener una mejor actitud ante el trabajo: medidas de flexibilidad horaria, incentivos, contratos estables… A veces se organizan actividades lúdicas o de esparcimiento, que refuerzan la pertenencia al grupo y el conocimiento mutuo.

Pero, más allá de ocuparse del trabajador, una empresa debería preocuparse también por las personas. Entender por qué alguien está frustrado, irascible o apático, hablar, aclarar las dudas, compartir información, ser transparente, guiar con argumentos, aprovechar las virtudes y no ensañarse en los errores…

Conseguir seducir a las personas es beneficioso para todo el equipo. Como decía Ángel Nieto: “Mantener la ilusión es la clave del éxito”.

4. Empeño: talento multiplicado por compromiso

El talento, que es nuestra capacidad multiplicada por compromiso, tiene un potencial inimaginable.

Depende del grado de esfuerzo de cada ser humano alcanzar su ideal. El talento no está basado en la predestinación; los neurólogos han demostrado que podemos ser expertos en cualquier actividad siempre que dediquemos unas 10.000 horas (entre ocho y doce años de trabajo ininterrumpido).

Pensemos en Rafa Nadal, uno de los mejores tenistas del mundo y de los dos o tres mejores deportistas españoles de todos los tiempos. Nadal sabe (y proclama) que “la suerte no existe”. Por eso planifica cada temporada al detalle.

En Mallorca, junto con su entrenador, ayudantes y su fisioterapeuta, trabaja sin descanso para seguir en lo más alto. La sintonía entre Rafa Nadal y su equipo es fundamental. Su tío Toni Nadal, el que fuera su entrenador durante muchos años, decía: “Llegamos a la conclusión de lo que necesitamos sin grandes discusiones. Rafa sabe perfectamente que lo que estamos haciendo es lo que necesita, con lo cual no hay dudas en el trabajo, sino búsqueda de las soluciones que nos lleven al objetivo de la mejor forma posible… Sabemos que las virtudes de Rafa y su patrón central de juego es el que es y no podemos abandonarlo, sino simplemente adaptar cosas puntuales sin que se resienta su confianza”.

Empeño: con un proyecto claro, habilidad para formar equipo, conocer las dificultades pero ser tenaz y entusiasta se está más cerca del éxito. Clic para tuitear

El mismo empeño, la misma capacidad de sacrificio que podemos admirar en los mejores deportistas es la que encontramos en muchos emprendedores. “La constancia, disponer del mejor equipo, saber qué tipo de emprendedor se quiere ser y disfrutar” fueron los ingredientes que Ferrán Adriá destacaba cuando se reconoció a El Bulli como el mejor restaurante del mundo.

Otro ejemplo es el de Custo Dalmau y su hermano David, fundadores de Custo Barcelona. En 1980 viajaron a California y se quedaron tan fascinados por las camisetas estampadas que quisieron dedicarse a ello. Les fue difícil convencer a los fabricantes y tuvieron que “pagar todas las novatadas”, como ellos mismos reconocen.

El reto era muy complicado, pero no cejaron en su empeño. Años después regresaron a Los Ángeles con 17 modelos de camisetas diseñadas por ellos y las vendieron a cinco tiendas especializadas. Una de ellas era frecuentada por estilistas de Hollywood, y sus diseños comenzaron a aparecer en series de televisión de éxito como Friends o Sexo en Nueva York. En la actualidad, aunque las camisetas siguen siendo su producto estrella, Custo Barcelona ofrece una línea completa de moda y sus prendas se pueden adquirir en puntos de venta repartidos por todo el mundo.

Custo considera que su éxito se debe a tener un proyecto claro, habilidad para formar un equipo, saber que no resulta fácil, y ser tenaz y entusiasta.

5. Equilibrio: lo que queremos ser y lo que debemos ser

Según un estudio publicado en 2005 por el profesor Alfred Marcus, de la escuela de negocios de la Universidad de Minnesota, son cuatro los factores necesarios para que una organización triunfe: posicionamiento, agilidad, disciplina y enfoque.

Posicionamiento: dónde estamos

Posicionamiento es ocupar un lugar en un mercado más o menos competido, tener una propuesta de valor, aportar algo que te distinga del resto.

Rafa Nadal es el rey de la tierra batida, Mark Selby es el ‘torturador’, la selección brasileña de fútbol desde la época de Pelé es la del ‘jogo bonito’… Una marca bien posicionada no es necesariamente la que más factura; es la que los usuarios son capaces de reconocer por su estilo, sus características, su manera de comportarse, su experiencia, su capacidad de innovar…

Disciplina: cómo nos organizamos

La disciplina es la herramienta para defender el posicionamiento: organizar, planificar y optimizar cada tarea, mantener un orden en las acciones que nos conducen al objetivo.

El deportista disciplinado en sus rutinas de entrenamiento, alimentación y descanso está más cerca de obtener la victoria y se recuperará mejor en las derrotas. La empresa que conforme equipos solventes, con empleados que conozcan sus funciones y cómo desempeñarlas, donde la misión y la información se comparten y donde se fomenta la motivación avanza con firmeza.

Enfoque: adónde miramos

Enfocar el objetivo es fundamental para no perderse por el camino. Solo si tenemos la vista puesta en una meta clara podemos trazar las estrategias, optimizar los procesos y aprovechar cada recurso.

Agilidad: cómo nos adaptamos

Todo lo anterior debe estar bien balanceado entre sí, y todo debe estar equilibrado con la agilidad, necesaria para responder a los cambios en las circunstancias propias o ajenas: partidos suspendidos, equipamiento defectuoso, falta de concentración, lesiones, pérdidas, alteraciones en el mercado, cambios en el consumidor…

La sociedad valora la visión, tenacidad, esfuerzo, convicciones, responsabilidad, fuerza de voluntad, equilibrio… Cualidades compartidas en el deporte y en la empresa. Clic para tuitear

6. ARAS y la sexta “E”

🐥🟠 En ARAS Comunicación · Marketing · Publicidad nos encontramos en un momento de definición de nuestro posicionamiento, teniendo muy claro hacia dónde nos enfocamos y qué queremos conseguir, estamos apuntalando las disciplinas que creemos que mejor nos sirven y pensamos que somos bastante ágiles y flexibles para adaptarnos a las necesidades de cada cliente.

Pero además nos gusta pensar que esos cuatro factores se apoyan en una base sólida, que es la sexta palabra que empieza por “E”: la Ética. Una ética que se traduce en tomar las decisiones basándonos en la racionalidad, proponer soluciones pensando en el bien de los clientes y no solo en el nuestro, comunicar con transparencia para que todos podamos elegir con libertad y criterio, y asumir con responsabilidad las consecuencias de todos nuestros actos.

Siguiendo esas reglas es como nos sentimos orgullosos de acompañar a las empresas y ser equipo con personas que luchan, se empeñan, se esfuerzan… No solo es lo correcto, es que además da resultados.

Si necesitas ayuda con el marketing digital o tradicional, quieres llegar a nuevos públicos, aumentar tu facturación o mejorar tu rentabilidad, escríbenos y cuéntanos tu caso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Las acciones sin estrategia no sirven de nada

Las acciones sin estrategia no sirven de nada

Las acciones de marketing o de comunicación no tienen sentido en sí mismas. Solo funcionan si derivan de una estrategia clara y que mire por la consecución de un objetivo. De lo contrario, podemos caernos antes de llegar a la meta.

leer más

Los primeros seis meses de la agencia ARAS

En los primeros meses de puesta en marcha de nuestra agencia, hemos conseguido para nuestros clientes una serie de objetivos de marca y de monetización. La palabra que nos sale es GRACIAS por la confianza. Esto solo acaba de empezar.

leer más
Cinco etapas de una empresa que determinan su manera de hacer marketing

Cinco etapas de una empresa que determinan su manera de hacer marketing

Tus objetivos como empresa, tu producto o servicio, y la competencia son algunos de los elementos con los que cuentas para situarte en el mercado. Hay dos piezas fundamentales: el cliente al que quieres llegar y la importancia que le des al marketing. Los teóricos más reputados hablan de cinco enfoques. ¿Cuál es el tuyo?

leer más

RECIBE EN TU MAIL

Deja tu email y te avisamos de las nuevas publicaciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestro Aviso Legal, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies